Lic. Jaime A. Díaz Limón
Especialista en Propiedad Intelectual en el ámbito Digital.

En la mitología griega, Tántalo es hijo el consentido de Zeus, comensal en la mesa del Olimpo y anfitrión predilecto de los dioses, en la Tierra. Tales concesiones y accesos lo transformaron en un arrogante ser con los de su especie, a quienes presumió información y secretos divinos; además, osó robar el mastín de oro del propio Zeus. Conductas que fueron castigadas por el padre de todo, quién decidió enviarlo al Hades, y colgarlo en un eterno tormento, en el cual tenía agua y comida a su alcance, pero jamás podría tocarla. Un descomunal castigo para aquél que abuso del poder de la información y su disposición.

A pesar de lo basto que es el océano digital de conocimiento, no todo lo que se encuentra en internet permite ser usado sin autorización de su autor. El objeto del presente artículo es resolver la incógnita: ¿puedo usar libremente todas las imágenes que encuentro en internet? Ajustaremos nuestra respuesta a la Ley Federal del Derecho de Autor (lfda) y a la regla de los 3 pasos (Berne three-step test) del Convenio de Berna. Entre los años 1950 y 1960 tuvo lugar la tercera revolución tecnológica que brindó el cambio de página a lo que historiadores consideran el inicio de la Era de la Información, cuya base medular es la explotación de las TIC’s. A partir de 1969 cuando se obtuvo la primera conexión entre los ordenadores Stanford y ucla, hasta el nacimiento de titanes digitales cómo Google (1998), Facebook (2004), Youtube (2005) y Google Chrome (2008)1 ; se persiguió la creación de un paraíso de información unificado, sin embargo, el comportamiento de los usuarios comenzó a generar dudas en algunos niveles de protección.

En año 2003 el ceo de Google, Eric Schmidt, afirmó que la humanidad había creado la cantidad equivalente a 5 exabytes de información; para el 2012 la cantidad se concebía cada 2 días2 . Al 2013 se estimó que cada minuto existían 2 mil 700 millones de usuarios, que generaron 200 millones de correos electrónicos, 2 millones de consultas en Google, 48 horas de video a Youtube, 100 mil mensajes en Twitter, 30 mil artículos nuevos en Tumblr o WordPress y 6 mil fotografías a Instagram y Flickr3 . ¿Existe protección de derechos de autor en internet? La relación entre el autor y su obra en el mundo material se rige por los derechos morales y patrimoniales que se pudieren originar y que se consagran en los artículos 21 (Morales) y 27 (Patrimoniales) de la lfda. Éstos migran al ciberespacio y se protegen tanto por el Convenio de Berna, el Tratado de la ompi sobre Derecho de Autor y nuestra Ley autoral. Así, la fijación personalísima de una idea original y su materialización en una obra literaria o artística le brinda la protección que estos apartados normativos otorgan desde su nacimiento, con autonomía del registro que se persiguiere ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor.

Tratándose del ciberespacio, el autor ejerce su Derecho Moral de Divulgación en sentido positivo, una vez que activa la mecánica digital de Carga (Upload)5 . Hecho jurídico que inserta la obra artística o literaria en la red de redes y no autoriza a los cibernautas para usarla sin discreción y manipular su contenido. Esta afirmación permite aseverar 2 condiciones jurídicas irrefutables: 1) La existencia de derechos morales en el ciberespacio; 2) Las obras cuentan con protección jurídica autoral, aún en la red de redes. En este tenor, ¿podemos “usar” cualquier imagen que se encuentre en la web? A prima facie la respuesta sería no, deben considerarse las posibles violaciones en perjuicio del autor. A excepción de lo previsto en el artículo 10 del Convenio y 148 de la lfda, preceptos que regulan el libre uso de las obras; es necesario realizar un examen conforme los siguientes parámetros para conocer si es posible usar las imágenes “encontradas” en la web:

• Regla de los 3 pasos del Convenio de Berna (Libre uso de obras en algunos casos):

a. Citas: Son lícitas las citas tomadas de una obra que se haya hecho lícitamente accesible al público

b. Ilustración de la enseñanza: El uso de las obras literarias o artísticas a título de ilustración de la enseñanza por medio de publicaciones, emisiones de radio o grabaciones sonoras o visuales.

c. Mención de la fuente y del autor: La utilización de las obras en términos de las reglas anteriores, deberá acompañarse de la mención de la fuente y el autor.

Adicionalmente a lo anterior, el artículo 10 bis del Convenio de Berna, regula la posibilidad de usar información de actualidad, reproducirla y hacerla accesible al público, en la medida justificada por el fin de la información.

• De la limitación a los Derechos Patrimoniales: En términos del artículo 148 de la lfda se permite la utilización sin remuneración de obras literarias y artísticas, siempre que no afecte la explotación normal de la misma, citando la fuente y sin alterar la obra, en estas hipótesis:

a. Cita de textos, limitando la cantidad reproducida

b. Reproducción de obras referentes a acontecimientos de actualidad, publicados por la prensa o difundidos por la radio o la televisión

c. Reproducción parcial para crítica o investigación científica

d. Reproducción por una sola vez, para uso personal

e. Reproducción, por parte de un archivo o biblioteca, por razones de seguridad y preservación

f. Publicación de obra artística y literaria sin fines de lucro para personas con discapacidad.

Además, existen 3 mecanismos paralegales que permiten una honrada conducción dentro de Internet y hacer un debido uso de las imágenes que se encuentran en la web:

a. Licencias Creative Commons: Licenciamiento que permite a los autores renunciar a su derecho a percibir regalías por el uso y explotación de sus obras.

b. Búsqueda Avanzada/ Derechos de Uso: La herramienta de Google permite configurar la búsqueda avanzada de imágenes por tipo de licencia o categoría: 1) Uso libre y compartido, 2) Uso, compartir y modificación libre y 3) Uso Comercial. Este tipo de búsqueda también permite seleccionar imágenes de dominio público o Creative Commons.6

c. Autorización de Uso: Si no se encuentra en alguna de las hipótesis de excepción, deberá contactar al autor y realizar un uso legítimo de la misma, previo el pago de la regalía.

Antes de hacer uso legítimo de cualquier obra –artística o literaria- de la web, incluidas las imágenes, la cuáles podrían contar con protección en calidad de obra pictórica o de dibujo, caricatura, historieta, fotografía u obras de arte aplicado que incluye el diseño gráfico, por mencionar algunas categorías, se sugiere examinar su conducta conforme los protocolos jurídicos referidos.

Cualquier violación en materia de Derechos de Autor o de comercio, pudiere ser sancionado por indautor o el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

 

 

Compártenos tus comentarios