Napoleón Gómez Urrutia “Napito”

Cada vez más lejos se ve la posibilidad que el dirigente sindical minero Napoleón Gómez Urrutia (a) “Napito”, sea senador de Morena en la próxima legislatura por la vía plurinominal, luego del severo golpe que le asestó la Junta Especial Número Diez de la JFCA para obligarlo a devolver, por segunda ocasión, más de 50 millones de dólares al gremio minero.

Hace 8 años, en 2012, la Junta dictó un laudo similar. Sin embargo, el sindicato interpuso un amparo ante un tribunal colegiado en materia laboral, que ordenó reponer las fallas de procedimiento, y ahora, en la víspera de la jornada electoral, nuevamente se le obliga a devolver el dinero. Y si bien el Consejero del INE, Marco A. Baños ha declarado que este hecho no invalida la candidatura, este laudo se convierte en otra piedra en el zapato para el exlíder sindical radicado en Vancouver, Canadá, ya que su ingreso a la Cámara Alta pende de un hilo en espera del fallo del TEPJF, que estudia si la renuncia que hizo el líder sindical a la ciudadanía canadiense es suficiente para llegar al cargo, pues la ley impide tener doble nacionalidad, o si cumple con el requisito de la residencia. Esperemos que el TRIFE no entregue otra sorpresa poco creíble jurídicamente, como la de Jaime Rodríguez, “El Bronco”, y que de último momento los magistrados electorales encuentren un resquicio legal para dejarlo en la boleta.

Compártenos tus comentarios