CIUDAD DE MÉXICO, 22ABRIL2018.- Margarita Zavala, Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Andrés Manuel López Obrador, Jaime Rodríguezy y Alonso Córdova previo al inicio del debate presidencial en el Palacio de Minería.
FOTO: CUARTOSCURO.COM

La primera pregunta que surgió al concluir el debate de los candidatos presidenciales organizado por el INE en el Palacio de Minería, tanto en las redes, como en la opinión pública fue: ¿quién lo ganó? Según los voceros de los distintos contendientes todos fueron los vencedores. Para la mayoría de los analistas imparciales y encuestadores Ricardo Anaya, AMLO y José Antonio Meade tuvieron resultados positivos en este primer intercambio de posturas. Lo cierto es que Anaya demostró lo que ya se sabía: es el mejor para debatir y articular propuestas y ataques. López Obrador no pudo contrarrestarlos, en su calidad de puntero, todos fueron dirigidos a él, y Meade no salió tan mal librado de las críticas sobre su estilo “académico” y poco comunicativo. A “toro pasado”, un balance objetivo arroja que Ricardo Anaya subió dos puntos en las encuestas; que Meade desaprovechó la oportunidad para “levantar su imagen”, que Margarita “se vio bien” pero no le alcanzó para repuntar, que “El Bronco” ganó simpatías por sus ocurrencias, pero no tiene la menor oportunidad de ganar y que AMLO no tuvo argumentos para convencer sobre sus propuestas, al grado que abandonó molesto y sin despedirse el escenario, y amenazó de no asistir al segundo debate. Lo cierto es que este ejercicio de confrontar ideas y propuestas “cara a cara” no modificó sustancialmente las preferencias electorales, tampoco convenció a los indecisos y a los apáticos por quién votar. Habrá que recordar que en el famoso debate presidencial de 1994 entre Diego Fernández de Ceballos (PAN), Cuauhtémoc Cárdenas (PRD) y Ernesto Zedillo (PRI), supuestamente visto por 30 millones de personas, lo ganó ampliamente Diego y quién triunfó en la elección fue Zedillo. En suma, los resultados reales son que los verdaderos vencedores fueron los tres moderadores —Denise Maerker, Sergio Sarmiento y Azucena Uresti—, y el INE que superó las expectativas y salió aprobado por la ciudadanía. Esperemos que el segundo debate sea mejor y que convenzan a AMLO para que asista.