El Modelo de Justicia Terapéutica es una herramienta que pretende atender la prevención social de la violencia y la delincuencia, al tiempo que incide en las causas y los factores que la generan. Lejos de buscar un castigo carcelario para delitos menores, propicia una cohesión comunitaria para fortalecer el tejido social. Para ello es necesario la participación de los 3 órdenes de gobierno, que junto con la sociedad civil organizada, atiendan el problema de salud.

La Justicia Terapéutica (JT) se entiende, según los investigadores Wextle y Winick, como el estudio del papel de la ley como agente terapéutico y se ocupa del impacto de la ley en el espectro emocional y en el bienestar psicológico. Este concepto parte también del reconocimiento que la Ley, en algunos casos funciona como agente terapéutico o anti-terapéutico. La idea de este tipo de justicia es la de maximizar su valor terapéutico, sin tener que sacrificar el trabajo de los jueces durante el proceso, o las garantías de las personas u otros valores legales y judiciales, por eso está orientada de manera natural al cuidado de los derechos humanos.

Pretende generar cambios positivos en los procesos judiciales. La JT busca incorporar al Derecho los diferentes conocimientos de las ciencias trabajando a favor de las personas que son farmacodependientes y que enfrentan a la justicia ante un delito menor y que pueda ser llevado por esta ruta en donde un tratamiento terapéutico se plantea como una posible solución más que una pena punitiva.

La JT es una perspectiva jurídica que considera al derecho y los procesos judiciales en sí mismos, como una fuerza social capaz de producir consecuencias terapéuticas o anti-terapéuticas, sin menoscabo de los valores del debido proceso, ofrece especial atención al impacto del derecho en el ámbito emocional y el bienestar psicológico, planteando la importancia del reconocimiento y estudio sistemático del derecho como agente terapéutico.

En Foro Jurídico hemos invitado a participar en esta edición a los especialistas más importantes para que compartan con nuestros lectores la historia, los conceptos, los beneficios y el proceso que se lleva a cabo en México para mejorar y darle una solución más social al problema de la farmacodependencia que, desafortunadamente, sigue avanzando en el país.

En esta edición contamos con la colaboración de los siguientes especialistas: la Dra. Sofía M. Cobo Téllez, Investigadora INACIPE, del Magistrado de la Sala Unitaria Especializada en Justicia para Adolescentes y Co-coordinador Estatal de los Tribunales para el Tratamiento de Adicciones del estado de Chihuahua, Rogelio Guzmán Ortiz. El Magistrado Luis Enrique Osuna, Vicepresidente de la Asociación Iberoamericana de Justicia Terapéutica y Magistrado de la Sala Regional del Noroeste III Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en Sinaloa.

Compártenos tus comentarios