Lorenzo Córdova Vianello, Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), participó el día de ayer en el foro “Ciberseguridad en las elecciones”, organizado por el Aspen Institute y El Universal. En él expresó su confianza en los sistemas de protección que mantienen resguardada la información de la “base de datos más grande e importante” del país, como llamó al padrón electoral mexicano.
Además de abordar el tema de ciberseguridad, declaró que en éstas elecciones habrá un despliegue de tecnología para crear una red de información que permita dar certeza y ayude a aminorar el impacto de las noticias falsas (fake news). Córdova afirmó que el INEno es una institución improvisada”, por el contrario, en la actualidad cuenta con 35 sistemas operativos que se han construido específicamente para gestionar el proceso electoral, lo que permitirá “desde la noche misma de las elecciones, que cualquier persona en el mundo tenga acceso en tiempo real a la información de los resultados obtenidos de las casillas”.
A consideración del Consejero “la elección va bien”, sin embargo, reconoció que el sistema electoral mexicano está “bajo la premisa de la desconfianza”, y uno de los botones rojos, como lo llamó, es que todavía es un sistema analógico, los votos pueden ser mal contados y las actas mal llenadas.
Aunque el sistema de conteo sigue siendo analógico, el INE ha apostado desde hace 30 años por la tecnología y estas elecciones representan un uso de herramientas tecnológicas e informáticas inéditas. Aseguró que ya se cuentan con 1 millón 830 mil funcionarios de casilla, expresó que aún no se sabe quién administrará cada casilla para evitar que los actores políticos interfieran e influyan en las personas encargadas de hacer el conteo de votos.
La importancia de esta elección radica en el “ejército de 45 mil capacitadores y supervisores electorales dotados hoy, por primera vez en la historia electoral del país, cada uno de ellos con un smarthphone”. Los celulares, explicó, fueron adquiridos por el Instituto con el objetivo de descentralizar la información y obtener datos en tiempo real del avance de las capacitaciones y la tasa de rechazo. Asimismo, el día de las elecciones permitirán tener 45 mil puntos de información y ayudarán saber qué ocurre en cada una de las 157 mil casillas que serán instaladas.
Acerca de los celulares, el presidente del INE mencionó que cuentan con una cantidad de funciones que permiten tener contacto con quienes operan en campo, así como la transmisión de información a través de aplicaciones desarrolladas específicamente para nutrir información en tiempo real al Instituto con niveles de encriptación indispensables para proteger y garantizar la seguridad de las telecomunicaciones.
En su ponencia, Córdova, habló acerca de la aplicación utilizada para conseguir apoyo ciudadano para los candidatos independientes, la cual, a pesar de la polémica suscitada “sin duda es mejorable [es] una aplicación que llegó para quedarse y que potencializará los mecanismos de participación ciudadana”.
También mencionó que la COPARMEX, apoyada en dicha aplicación, lanzará una campaña para promover una iniciativa ciudadana enfocada en conseguir el apoyo ciudadano. Aseguró que la aplicación es “un esquema que permite resguardar la privacidad de los datos de quienes deciden adherirse a una causa”.
Estas elecciones no sólo serán históricas por la cantidad de plazas de elección popular que están en juego, sino también por la tecnología utilizada para mantener informado al electorado en tiempo real, con la cual se podrá obtener un conteo rápido el mismo día de la elección.

Compártenos tus comentarios