Con el respaldo de las fracciones parlamentarias del PAN y PRD y  con el apoyo a regañadientes del PRI, en el Senado salió el tan esperado humo blanco para elegir a Héctor Marcos Díaz Santana Castaños como nuevo titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE) y substituir a Santiago Nieto, cesado abruptamente por el titular de la PGR,  Alberto Elías Beltrán.

Díaz Santana se sacó la rifa del tigre en una encomienda nada fácil, ante la exigencia de partidos y autoridades para tener un árbitro penal para la jornada electoral del 1º de julio de 2018.

Casi en SAFE, en los últimos minutos, cuando “agonizaba” la última sesión del período ordinario, se reconciliaron los líderes partidistas en la Cámara Alta; llegaron a acuerdos y lograron sacar esta exigida designación.

El nuevo Fiscal fue uno de los 8 candidatos mejor calificados por el Comité Académico que acompañó a los legisladores a lo largo del procedimiento, quien se ha pronunciado para que sea considerado delito grave recibir dinero de la delincuencia organizada para las campañas, porque daña las condiciones de la competencia política.

El nuevo Fiscal tiene experiencia en el ámbito electoral, pues de 2004 a 2005 trabajó en la FEPADE como coordinador de asesores y organizó acciones interinstitucionales con procuradurías de justicia de los estados e institutos electorales locales, en 31 entidades federativas y la CDMX, de 2005 a 2009. Ahora la mirada nacional e internacional se centrará en su trabajo durante los próximo meses, pues el 2018 augura una férrea batalla en todos los frentes. Esperemos que el puesto no le quede grande.

Compártenos tus comentarios