René Juárez Cisnero. Presidente del PRI

Con la designación del ex gobernador de Guerrero René Juárez Cisneros como Presidente del PRI, sin duda que el Candidato Meade toma el control de su campaña, y dejó fuera al improvisado Enrique Ochoa y a su equipo, quienes nunca habían organizado una campaña política.

Era evidente que al interior del PRI las cosas estaban mal. El exceso de confianza fue tal vez su talón de Aquiles, pues creyeron que el voto duro sería suficiente así como un candidato ciudadano para ganar, que haría olvidar todo el negro historial detrás; si a esto sumamos la novatez en campañas, el costo fue muy alto, lo cual se reflejó casi de inmediato en las encuestas. La cúpula priista espera que con la experiencia y la puesta en marcha del colmillo tricolor, encabezado por Juárez Cisneros, se dé un giro total a la estrategia y a la comunicación del candidato oficial en lo que resta de campaña para remontar en las preferencias electorales. Sin embargo, los cercanos a Meade y gran parte de la militancia se preguntan cuál será el costo real para el Presidente EPN, de este tardío relevó.