FOTO RAUL CERVANTES

La renuncia de Raúl Cervantes Andrade a un año de haber rendido protesta como Procurador General de la República tomó por sorpresa a la sociedad mexicana, al foro y a la academia, sobre todo porque venía encabezando un serio esfuerzo por avanzar en la consolidación del Sistema Penal Acusatorio y por homologar la estructura y actividades de las fiscalías y procuradurías de todo el país. Su discurso ante los miembros de la JUCOPA del Senado afirmando que dejaba el cargo para allanar el camino y que el Senado culmine los trabajos para concluir y publicar la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República y sea designado el primer Fiscal de la terna que les envié el Presidente de la República, dan cuenta de su seriedad y profesionalismo En su discurso en el Senado, Cervantes Andrade dejó en claro que no cuenta con ninguna aspiración que no  fuera de servir con honorabilidad, en cualquier capacidad, pública o privada al país. Por eso, lamentó que algunos legisladores y políticos usaran su nombre como excusa para no avanzar en la aprobación de las leyes que permitirían mejorar las condiciones y herramientas con las que se procura justicia en México. Confió que las Cámaras se encuentren a la altura para aprobar en breve, las leyes que aseguren una Fiscalía General y Fiscalías en todas las entidades eficaces, autónomas e independientes. Habrá que tomarle la palabra, pero lo que no quedo claro en su discurso es si regresara a la Cámara Alta a seguir fungiendo como senador o si esperara que todo esté listo para participar en el proceso en el que se designara al primer Fiscal General. Lo que si dejo claro el Presidente Peña Nieto es que esa designación  se realizara después de las elecciones de junio del 2018, ya con Presidente electo.

 

FOTO MARGARITA ZAVALA

Muchas expectativas despertó la posibilidad de contender para el cargo de Presidente de la República por la vía independiente, dado que de la media docena de personas que se esperaba se inscribieran, sorpresivamente llegaron hasta las oficinas del INE 86 ciudadanos que se registraron al  vencer el plazo legal el 14 de octubre. De todo hay en esta avalancha de candidatos a la silla presidencial: ex funcionarios públicos, comunicadores, líderes sociales, académicos, dirigentes partidistas y por supuesto, la ex primera dama Margarita Zavala de Calderón. Para tristeza de algunos y alegría de muchos, no todos ellos estarán en la boleta el próximo mes de junio, ya que son muchos y complejos los requisitos establecidos por la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, que deben obtener los suspirantes. Por ejemplo, una vez aceptada su constancia de registro, tienen 120 días para recabar las firmas del 1% de la lista nominal de electores en el país; es decir, de 864 mil 536, distribuidas en por lo menos 17 entidades federativas, que no deben estar repetidas o duplicadas. Una tarea nada fácil, sobre todo porque muchos provienen de partidos políticos o con un historial poco sombrío; a esto se suma que no contarán con los recursos públicos, ni la estructura y espacios en medios de comunicación como el que tienen los grandes partidos. Además, ya los candidatos se han quejado de inconsistencias y fallas en el sistema informático que estableció el INE, a través de teléfonos móviles, para recabar las fotos y firmas de los que apoyan las candidaturas. Son cinco los personajes que más posibilidades tienen de alcanzar realmente estas cifras: Margarita Zavala (esposa del ex presidente Felipe Calderón), Pedro Ferriz de Con (periodista), Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” (Gobernador de Nuevo León), Armando Ríos Pitter, Senador por Guerrero del el PRD y María de Jesús Patricio, vocera del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (ELZN)

 

FOTO SANTIAGO NIETO

La destitución de Santiago Nieto Castillo como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), por parte del recién ascendido titular en funciones de la PGR, Alberto Elías Beltrán, intensifico el ambiente hostil que priva en el proceso electoral federal en marcha, generando mayor polémica electoral. De inmediato los partidos políticos de oposición en el Senado y varias organizaciones sociales pidieron al Subprocurador en funciones en la PGR Elías Beltrán una explicación convincente por esta decisión y no simplemente por considerar que Nieto Castillo transgredió lo dispuesto en el Código de Conducta de la PGR. De inmediato lo senadores de los partidos de izquierda expresaron su apoyo a Santiago Nieto, señalando que había sido destituido desde los Pinos para frenar la investigación que se tiene en la FEPADE contra Emilio Lozoya Austin, ex Director de Pemex, por actos electorales de corrupción vinculados a la empresa brasileña Odebrecht, investigación que parte de la denuncia de haber entregado 10 millones de dólares en tiempos de la campaña de EPN, y de la presunción de que estos fueron destinada a financiar al PRI en 2012. Por lo pronto, un importante grupo de senadores de oposición ha promovido la restitución de Santiago Nieto Castillo, si logran obtener la mayoría de los votos de los senadores en la sesión respectiva, como lo prevé la Constitución ¿Quién estará buscando un fiscal electoral a modo, el PRI o la oposición?

 

FOTO EDUARDO BOHORQUEZ

Alarmante y penosas resultaron las cifras publicadas el pasado mes de octubre por Transparencia Mexicana que aseguran que México es uno de los países en donde sus ciudadanos pagaron más sobornos para acceder a un servicio público. De acuerdo con Eduardo Bohorquez, Director de Transparencia Mexicana, los esfuerzos por transparentar el trabajo de los funcionarios y las campañas de denuncia, de poco han servido para disminuir los índices de corrupción en el país, como se acredita con los resultados del Barómetro de Corrupción Global, titulado Corrupción y Gente: América Latina y el Caribe, publicado por Transparencia Mexicana, que aseguran que la percepción de corrupción aumentó, pues 62% de las personas encuestadas así lo manifiestan; incluso poco más de la mitad consideran que el gobierno ha sido ineficiente en luchar contra la misma. Una muestra de ello es que entre un 61 y 64% de la ciudadanía ubica a los policías como corruptos. A casi un año de concluir la actual administración, dicho fenómeno, lejos de desaparecer, se fortalece todavía más, lo que es reflejo de la impunidad y poco interés por resolverlo, un ejemplo de ello es que se carece del tan mencionado Fiscal Anticorrupción y no obstante que se cuenta ya con un Sistema Nacional Anticorrupción, tal parece que el gobierno federal lo ha montado como un adorno y una justificación nacional e internacional, y que no pretende darle forma acabada, si ni siquiera cuenta con un presupuesto suficiente para su normal operación. No se ve la voluntad política para su cabal integración ni una cabeza que dirija y corrija el rumbo que llevamos en prevención y combate a este negativo fenómeno. Es lamentable que encuesta, tras encuesta,  nuestro país, siempre figure entre los primeros lugares de corrupción e impunidad, ya no sólo de América Latina, sino del mundo.

Compártenos tus comentarios